Derivados

En la actualidad, con el advenimiento de las dietas funcionales o el resurgir de las tradicionales, puede hablarse de un cierto movimiento cultural a favor de la bellota en la dieta humana que tiene su máxima expresión. El hecho de que la bellota no sea generalmente dulce disuade de su consumo en fresco y favorece su uso como alimento procesado en forma de aceites y harinas.